Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Primeros»Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso
  Categoría: Primeros, Recetas
  Etiquetas: ~ ~
  Comentarios: Ninguno

Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso
Preparar pasta fresca al huevo en casa es muy fácil. Huevos, harina y, si quieres darle un toque especial, semolino. La maquinita para aplanarla y cortarla es tremendamente útil, si le quieres dar forma de tagliatelle, placa para lasagna, etc, aunque se dice que, si se estira en una tabla de madera con el rodillo, adquiere una textura que permite que absorba mejor la salsa o condimento con el que la unes después.
Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso ~ Primeros Recetas  ~ La ragazza col mattarello
Para la base basta acordarse de la siguiente proporción: 100 gramos de harina de todo uso, la de menos fuerza, por cada huevo. Yo sigo la regla de 70 g de harina y 30 de semolino por cada huevo de medida media. El semolino le da un poco más de cuerpo, una textura menos fina, que me gusta más personalmente. Con esta cantidad te sale una ración muy abundante, 2, si se va a comer después un segundo o no eres un tragasables.
Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso ~ Primeros Recetas  ~ La ragazza col mattarello

 

A tener en cuenta:

1.- Dependiendo de la temperatura, de la medida del huevo y mil factores más, puede que la parte líquida no sea suficiente como para incorporar toda la harina que hemos puesto. Normalmente yo lo veo a medida que voy trabajando la masa al principio y, si ya noto que habrá exceso, no la termino de incorporar toda. A mi me parece fácil, pero reconozco que las primeras veces que lo haces, se puede confundir falta de líquido con lo que tiene ya que ser una buena masa, que al final no quede blandengue, (siempre parece que falte huevo, pero es solo que necesitamos un poquito de fuerza y paciencia y, seguir amasando hasta que todo se compacte). El truco fácil, en caso que realmente falte líquido, es añadir un chorrito de agua. Ojo, sin pasarse.
2.- Si, al contrario, la masa es demasiado blanda, se añade un poquito más de harina.
3.- Vale la pena comprar una maquinita? Como toda inversión, depende del uso que le des. Acordaros también que, la maquinita simple, más fácil de conseguir fuera de Italia, aunque para clásicos muy comunes tipo tagliatelle o placa para lasagna, no te ayuda con otras formas que, sí o sí tienes que hacer a mano o comprar ya un aparato más caro y voluminoso.
4.- Antes de poner la pasta a hervir, sacudirla un poco para que pierda el exceso de semolino.
5.- Por supuesto que lo más romántico, a la vez que perfecto, es empezar directamente a preparar la masa encima de una tabla de madera, como las abuelas italianas de la tele etc, pero si no lo has hecho nunca, o no tienes ganas de limpiar más de lo estrictamente necesario, recomiendo que empecéis primero con los ingredientes dentro de un bol y ya después tendréis rato de sobras para amasar encima de la mesa.

6.- En el vídeo (mas abajo) y la receta el resultado final son tagliatelle. Os dejo también los enlaces a algunas de las recetas más comunes que se preparan con este formato de pasta: tagliatelle a la bolognese, tagliatelle con jamón, guisantes y nata, tagliatelle con boletus, tagliatelle (fettuccine) a la Alfredo.

 

Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso ~ Primeros Recetas  ~ La ragazza col mattarello

 

¡Mira el video de mi receta paso a paso!

 

La ficha


Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso
Como hacer pasta fresca al huevo: la receta original italiana paso a paso ~ Primeros Recetas  ~ La ragazza col mattarello
Autor:
Número de raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 260 g de harina de uso común
  • 130 g de semolino
  • 3 huevos grandes
  • 20 g extra de semolino para espolvorear la pasta.
Instrucciones
  1. Mezclar bien la harina con el semolino en un bol grande.
  2. Formar un hueco en la harina para meter el huevo en medio.
  3. Empezar primero a mezclar poco a poco el huevo y la harina con un tenedor, para que no se os pegue mucha masa en las manos y poder trabajar de forma más limpia.
  4. A la que el huevo se haya incorporado a la harina, sacar la masa del bol y empezar a trabajarla. Amasar y estirar con las manos encima de una superficie plana.
  5. Amasar hasta que consigamos una masa homogénea, elástica y fina al tacto, como la piel de un bebé, (unos 15 min aprox.)
  6. Envolver la bola de masa en película protectora y dejar reposar en la nevera media hora.
  7. Si no se dispone de una maquina para cortar pasta, sacar la masa y aplanar con un rodillo hasta que tenga el espesor deseado para el tipo de pasta que se quiere preparar.
  8. Si se dispone de maquinita para pasta, aplanar un poco la bola de masa con las manos, hasta que tenga un espesor que permita empezarla a pasar a través de la apertura más abierta de la maquinita.
  9. La primera vez que se pasa por la máquina, a veces saca placas un poco deformes o incluso con algún agujero, Es recomendable plegar en 2 las placas y repetir la operación a través de la primera apertura, hasta que consigamos una lámina más o menos uniforme, lisa y rectangular. Espolvorear un poco de semolino por encima de las láminas para que no se peguen a nada.
  10. Posicionar la rueda de la máquina en la siguiente apertura, un poco menos abierta. Pasar la placa de pasta. Así sucesivamente hasta que lleguemos en la posición que nos saca la pasta del grosor deseado.
  11. Si queremos hacer lasagna, aquí termina el proceso. (Acordaros siempre de ir espolvoreando semolino a las láminas de pasta, para que no se peguen a la superficie en la que la dejamos antes de utilizarla).
  12. Si queremos hacer tagliatelle, pasar la placa/as por el rodillo que la corta en esta forma y también espolvorear y mezclarla con el semolino para que no se peguen las tagliatelle entre ellas.

 

Y por qué no pruebas...

Tarta de queso ricotta

Bocaditos de queso mozzarella empanados (mozzarelline fritte)

Stracciatella a la romana, la sopa italiana de huevo con queso


¡Sé el primero en comentar!

Tu sugerencia