Receta de panna cotta o panacota con amarene sciroppate o cerezas en almíbar

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Dulces»Receta de panna cotta o panacota con amarene sciroppate o cerezas en almíbar
  Categoría: Dulces, Recetas
  Etiquetas: ~ ~
  Comentarios: Ninguno

La Panacota en Italia se llama Panna Cotta (literalmente “Nata Cocida”) y es casi tan apreciada como el tiramisú. Personalmente la odio, pero no es una razón lo suficientemente poderosa como para justificar que no aparezca en mi blog. Este fin de semana la he preparado, cuatro raciones, porque a mi compañero le gusta mucho, pero no os hagáis una idea equivocada de mí. Mi intención no es complacerlo, sino convertirlo poco a poco, sin que casi se dé cuenta, en un barril humano. Es un método de prevención “anti-bitches” bastante eficaz, ya que por el lado dinero, no es que con él puedan hacer gran negocio. Es mentira. En realidad mi plan es mucho más mezquino, pero no os lo contaré, porque no querría asustaros. Tampoco me gustaría, a estas alturas, hacer sospechar al personal, que soy más lista e hija de Winnie de Pooh, de lo que parezco.

Pero dejemos a un lado mis problemas domésticos y volvamos a lo que interesa. Aunque, de origen piamontés, la panna cotta se come en toda Italia y parte del extranjero. La parte que más me gusta de escribir en el blog es buscar las discusiones que normalmente giran en torno a la mejor o más tradicional manera de preparar una receta. Me encanta, cuando la gente se pelea y se indigna por cuestiones que no son de vida o muerte. Naturalmente, si me puedo mirar a cierta distancia. En el caso de la panna cotta, con mis humildes medios de súper amateur de la cocina, la única polémica que os puedo transmitir es alrededor de la gelatina de cola de pescado Vs clara de huevo, para cuajar el invento. Aunque la mayoría de recetas de panna cotta que se encuentran llevan gelatina, hay quien dice que es mejor hacerlo con clara de huevo, para que así pille una consistencia más cremosa. No lo he probado nunca, pero si, como dicen, con el huevo se convierte en menos BLOP-BLOP, podría incluso llegarme a gustar. Sin embargo, he decidido daros la receta con la gelatina, porque casi todo el mundo la hace de esta manera y es mucho más fácil y rápida, que cociendo al baño maría. IMG_5085m

La he acompañado con amarene sciroppate Fabbri,unas guindas en sirope que son “la morte sua”, que dicen por aquí. La Fabbri, empresa de licores y siropes boloñesa, nacida en 1905, se hizo famosa a partir de los años treinta precisamente a raíz de la comercialización de estas guindas que, además, tuvieron la genial idea de vender en estos botes blancos y azules tan lindos. En España es un poco más difícil encontrarlas, pero no se preocupéis. Si no sabéis dónde comprar las amarene sciroppate, con cerezas en almíbar saldrá igualmente rico. Yo las he usado, porque tenía un pote en casa y quedan muy bien, pero en la mayoría de restaurantes la sirven con mermelada, miel o nutella. Incluso con nata montada y fresones. Acompañadla con lo que queráis. (Chorizo no, please. No intentéis españolizara a la Inglesa)

la_ragazza_col_mattarello_panna_cotta_amarena

La ficha

Receta de panna cotta o panacota con amarene sciroppate o cerezas en almíbar

 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Número de raciones: 4

Ingredientes

  • 500 g de nata líquida
  • 120 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 hojas / 6 g de gelatina (cola de pescado)
  • Amarene sciroppate - Guindas en su sirope (Opcional. Podéis poner lo que queráis)

Instrucciones

  1. Poner las hojas de gelatina en un bol lleno de agua fría durante un cuarto de hora.
  2. Poner a calentar a fuego lento la nata, el azúcar y la vaina de vainilla, a la que previamente habréis hecho una incisión de arriba abajo del tronco.
  3. Importante: Remover los ingredientes con una cuchara de madera durante todo el proceso de preparación al fuego de la panna cotta.
  4. Cuando el azúcar se haya diluido, añadir las hojas de gelatina bien escurridas. Seguir removiendo, hasta que se haya deshecho la gelatina.
  5. Apagar el fuego cuando esté a punto de empezar a hervir.
  6. Verter la panna cotta dentro de moldes o vasitos y dejarlos como mínimo 6 horas dentro de la nevera.
  7. Para sacar la panna cotta del molde, ponerlo en un cuenco con agua muy caliente 2 o 3 segundos y luego volcarla, como si fuera un flan.
  8. La panna cotta se puede acompañar de mil maneras diferentes. Si no encontráis amarene podéis acompañarla con reducciones de cualquier fruta, mermelada, miel, nutella, fresones, frutos del bosque...


¡Sé el primero en comentar!

Tu sugerencia