Mezze maniche con jamón speck, rúcula y tomates cherry

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Primeros»Mezze maniche con jamón speck, rúcula y tomates cherry
  Categoría: Primeros, Recetas
  Etiquetas: ~ ~ ~ ~
  Comentarios: Ninguno

Quiero dar unas cuantas semanas de vacaciones a la pasta, porque tengo miedo de que se “queme”, pero no sin antes haberos dado la receta de la que hablaré hoy: Mezze Maniche con speck, rúcula y tomates cherry. Cuando la conocí vivimos una época de romance extremo, de no poder vivir sin ella, soñarla despierta 24 horas al día y pasó lo de que “se nos rompió el amor de tanto usarlo”. Vamos, que después de un par de meses preparándola cada dos por tres, la aburrí. Hace un par de días me volvió a apetecer. Supongo que por aquello de que “donde ha habido siempre queda”, y pensé que os la debía presentar. Algo debe tener, porque a mi compañero también le encanta, aunque lleve pomodorini. A él no le gustan, cosa que a mí me cuesta tanto de entender, que prefiero imaginar que pilló un trauma de pequeño viendo la escena de “fríos por fuera, bola incandescente a 18.000 grados por dentro” de Il secondo tragico Fantozzi.

IMG_5247mr

¿Lo conocíais, vosotros, el jamón speck? Aunque originario del Tirol, es muy usado en la cocina de otras regiones y países centro-europeos. Entre ellos, Italia, donde es muy apreciado el del Alto Adige, que goza de su propia IGP.

En las tiendas especializadas en productos italianos, acostumbran a tener, pero si no lo encontrarais, se puede sustituir por jamón serrano. Le faltará el toque ahumado, pero combina igualmente bien con el resto de ingredientes. En cuanto a los tomates cherry, si naturales o de lata, también podéis elegir en base a vuestras preferencias. Con los de lata haréis más jugo, son siempre dulces y se sofríen en un abrir y cerrar de ojos, lo que ahorra algo de tiempo en la receta. Los naturales suelen ser un poco más ácidos, a menos que sea temporada de aquellos que parecen tomates de pera en miniatura que, personalmente, me encantan.

Por cierto, la receta de hoy me la contó mi amiga y compañera de trabajo María. Sabe un montón de recetas rápidas, fáciles y auténticamente italianas. (La receta de la stracciatella, por ejemplo, me la dijo ella, también) Grazie mille Mari’! 🙂

IMG_5302mr

La ficha

Mezze maniche con jamón speck, rúcula y tomates cherry

 
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Número de raciones: 2

Ingredientes

  • 200 g de Mezze Maniche o pasta corta similar que tenga a mano
  • 200 g de tomates cherry bien maduros, (si los encontrarais de lata, hacen aún más jugo)
  • 50 g de jamón speck o jamón serrano.
  • 1 diente de ajo
  • Media guindilla seca pequeña (opcional)
  • 1 tercio de vaso de vino blanco seco
  • 50 g de parmesano
  • 30 g de rúcula.
  • Aceite de oliva
  • sal

Instrucciones

  1. Poner ya directamente la olla con agua para la pasta al fuego. Vigile la cantidad de sal en el agua de hervir la pasta. El jamón suele hacer el sofrito tirando a salado. Por lo tanto es mejor que la pasta tenga poca sal.
  2. Poner un buen chorro de aceite a aplastar a fuego suave. en una sartén suficientemente grande como para saltear la pasta y el sofrito que prepararás.
  3. Añadir el ajo partido por la mitad y la guindilla.
  4. Cuando el ajo esté dorado, retirar a él y al guindilla y añadir el jamón cortado en daditos o tiras cortas. Dorar, pero sin que se frían completamente, ya que quedarían duros como una suela de zapato.
  5. Añadir los tomates partidos por la mitad y dejarlos sofreír.
  6. Cuando el sofrito sea casi al punto, añadir el vino y dejar que reduzca. Probar el sofrito y, si es soso, que no lo creo, rectificar de sal.
  7. Colar la pasta, reservando medio cucharón de agua de la cocción y añadirlos a la sartén con el sofrito de jamón.
  8. Saltear la pasta con el contenido de la sartén un par de minutos.
  9. Depositar encima de la pasta las hojas de rúcula que previamente habreís lavado y cortado por la mitad. La cantidad depende de si sois más o menos fans de este ingrediente.
  10. Rallar el parmesano en virutas y deje su caer un par de cucharadas sobre la rúcula.


¡Sé el primero en comentar!

Tu sugerencia