Ciambellone de vainilla y nutella

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Dulces»Ciambellone de vainilla y nutella
  Categoría: Dulces, Recetas
  Etiquetas: ~
  Comentarios: Ninguno

Los ciambelloni tienen la masa parecida a plum cakes, pero son en forma de rueda. Existen muchas variantes, pero quizás la más común es la bicolor, que la tienen a muchísimos bares de por aquí, en los que puedes pedir un trozo para acompañar el té o el café (pagándola, claro). Son objetivamente buenos, pero al igual que me ocurre personalmente con los bizcochos, se me hace aburrido al paladar. Al que os presento aquí he hecho una modificación que me lo ha hecho redescubrir y adorar por completo. En general y especialmente con los dulces, me gusta sentir más de una textura en lo que como, morder elementos diferentes, no sólo una masa homogénea, por rica que sea. Así que he añadido unos dados de chocolate por encima del ciambellone clásico, que le han aportado lo que me faltaba y evitado que mi compañero tuviera que hacer el “sacrificio” de comerlo todo él solito. Si no tenéis un molde con agujero en medio, no os preocupéis. Hacedlo con el que tengáis y no pasa nada. Eso sí, no podréis llamarlo ciambellone, porque el término hace referencia directa a la forma.

IMG_5564mr

Desgraciadamente no he sabido encontrar ninguna información significativa sobre el ciambellone, pese a estar harta de verlos por todas partes. Como además, ayer tenía día de distraerme con cualquier cosa, de buscar sobre la vida y milagros del que sería protagonista de los sueños más perversos del Homer Simpson, acabé leyendo cosas que no tenían nada que ver y escuchando canciones de señoras que gritan mucho en youtube, en el mejor sentido de la palabra. (¿Os ha pasado nunca a vosotros, sufrir este tipo de teletransportación dentro de internet? ¿Pasar de un tema a otro que no tienen nada que ver, sin saber cómo?). En cuanto divas poderosas, por ahí Italia parece que no tienen dudas. Monica Naranjo puede estar contenta, Mina es la súper diva oficial del país y, que por muchos años sea así. Ayer sin embargo, encontré una de esas cosas que, personalmente me hicieron  pensar que incluso las diosas se equivocan. Cuando llegué aquí en Italia mi compañero me hizo conocer algunas canciones que a él le gustaban mucho de Mia Martini. Entre todas hay una, Almeno tu nell’Universo que me hace poner la piel de gallina, aunque este genero de música no me haga enloquecer. Aparte que, si sabes algo acerca de cómo fue la vida de esta pobre señora, te deja con muy mal cuerpo. Yo me pregunto, señora Mina, sabemos todos, que eres “la más grade” de Italia, ¿Qué sentido tenía este homenaje, que no fuera demostrar que “y yo más “,”mira hasta donde llego y sin manos”,”Ala, a romper cristales “, cuando en canciones como ésta no es lo que más cuenta, sino vivirla hasta el extremo de hacer sentir a quien escucha, que le estás contando algo que se debe creer, aunque no quiera. Mia Martini tenía los trocitos de chocolate del Ciambellone, para esta canción. Súper Mina, con todos sus súper poderes, no.

IMG_5608mr

 

La ficha


Ciambellone de vainilla y nutella

 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Número de raciones: 8

Ingredientes

  • 500 g de harina para repostería
  • 250 g de mantequilla
  • 6 huevos
  • 16 g de levadura química
  • Una bolsita de vainilla en polvo, si la levadura no es de esas que la llevan incorporada.
  • 300 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 200 ml de leche
  • 200 g de nutella
  • 100 g de chocolate negro
  • Azúcar glas para decorar

Instrucciones

  1. Dejar los huevos y la mantequilla fuera de la nevera un buen rato antes de empezar a hacer el ciambellone, ya que los huevos deben estar a temperatura ambiente y la mantequilla, blanda.
  2. Ah, si tenéis un robot de cocina, os recomiendo que lo utilicéis para esta receta, ya que es de esas de remover, remover y remover...
  3. Y empezamos, como no, con remover la mantequilla y el azúcar hasta que formen una masa homogénea.
  4. Añadir los huevos y la pizca de sal y seguir removiendo, hasta que se hayan mezclado bien con la masa.
  5. Ir incorporando poco a poco la leche, la harina, la levadura y la vainilla pasadas por el filtro, sin dejar de... Sí, remover. La masa debe quedar compacta, por decirlo de alguna manera, como puré de patatas.
  6. Encender el horno a 180 grados, para que se empiece a calentar.
  7. Dividir la masa en dos cuencos.
  8. En uno de ellos añadir la nutella y mezclar bien con la masa.
  9. Untar el molde con mantequilla y un poco de harina. El molde debe tener, más o menos, 25 cm de diámetro.
  10. Verter la masa con nutella en el molde.
  11. Verter encima la masa sin nutella.
  12. Repartir por encima el chocolate que habremos cortado en daditos.
  13. Con 50 minutos debería tener de sobras, pero todo depende del horno. Por si acaso, empezar a vigilar el cimabellone cuando hayan pasado 40-45 minutos. Pinchar con un palillo y, si sale limpio, ya está. Si no es así, dejar un ratito más.
  14. Sacar del horno y dejar enfriar.
  15. Cuando esté frío, espolvorear por encima con azúcar glas pasado por el tamiz.
  16. Nota: Si la masa os quedara demasiado líquida, añadir un poco más de harina. Si los huevos son muy grandes o no se ha calculado bien la cantidad de leche, podría pasar. Si os ha quedado demasiado espesa, añadir unas cucharadas de leche.
  17. Nota 2: Meter a mitad de la altura del horno, ya que se hincha bastante.

 


¡Sé el primero en comentar!

Tu sugerencia