Berenjenas a la parmesana (parmigiana di melanzane)

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Berenjenas a la parmesana (parmigiana di melanzane)
  Categoría: Recetas, Segundos
  Etiquetas: ~ ~ ~
  Comentarios: Ninguno

Preparar berenjenas a la parmesana (Parmigiana di melanzane) es muy fácil y es un plato barato y muy suculento, capaz de saciar el apetito hasta al más tragón. Por lo tanto, aunque purgar las berenjenas y freírlas es algo más entretenido, repito, que no difícil, vale la pena prepararlo, porque con poco más arreglas una cena o una comida, que dejará a los invitados, vegetarianos incluidos, más que satisfechos en todos los sentidos.

IMG_9457m

Las berenjenas a la parmesana no deben su nombre ni en la ciudad o la provincia de Parma, ni al queso parmesano que, en muchas versiones se incluye en la receta. El plato es reconocido oficialmente como siciliano y se dice que parmigiana deriva de la palabra parmiciana, también en siciliano, que se refiere a los listones que forman una persiana, imagen que recuerda a las capas de ingredientes que componen la parmigiana di melanzane.

IMG_9462m

Sin embargo, yo he preparado una parmigiana a la napolitana que, a diferencia de las de otros lugares de Italia, lleva mozzarella, ya que a mí me gusta mucho más así.

Espero que la disfrutéis tanto como yo!

IMG_9495m

La ficha


Berenjenas a la parmesana (parmigiana di melanzane)

 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Número de raciones: 2

Ingredientes

  • 2 berenjenas medianas
  • 250 g de mozzarella
  • 500 g de tomate de pera maduro rallado (sin piel ni las semillas y la parte gelatinosa que las rodean)
  • 1 cebolla mediana
  • 80 g de parmesano rallado
  • 10 hojas de albahaca
  • 100 g de harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta negra

Instrucciones

  1. Cortar la cola a las berenjenas y cortarlas en láminas de medio cm. aprox. (Si se prefiere, se pueden pelar las berenjenas completamente).
  2. Salar las láminas de berenjena con sal gruesa y colocarlas a capas dentro de un colador. Tapar con un plato y colocar encima algún objeto pesado para pensarlas. Dejar así durante una hora. Veréis que sueltan un poco de agua marrón. De esta manera se elimina el punto amargo que a veces tienen las berenjenas.
  3. Cortar la mozzarella en láminas finas, envolver las láminas con papel de cocina y dejar en la nevera hasta el momento de utilizarla. Así se elimina el exceso de agua.
  4. Sofreír la cebolla cortada muy pequeña con un chorrito de aceite.
  5. Cuando la cebolla esté cocida, añadir el tomate rallado, previamente pelado y vaciado de semillas y la gelatina que las rodean. Sofreir la salsa a fuego moderado por media hora- tres cuartos o el tiempo que necesite para perder toda su aciditat. (Depende del tipo de tomate).
  6. Cuando el sofrito esté casi a punto, salpimentar. Añadir tres o cuatro hojas de albahaca, remover y apagar el fuego.
  7. Lavar las láminas de berenjena con agua fría para eliminar los restos de sal.
  8. Secar las làminas de berenjena con papel de cocina y enharinarlas.
  9. Freír en aceite abundante y, una vez fritas, depositarlas sobre un plato cubierto con papel de cocina, para que pierdan el exceso de aceite.
  10. Precalentar el horno a 160 grados.
  11. Untar con aceite la bandeja que se utilizarà para hornear la parmesana de berenjenas.
  12. Alternar capas de sofrito, de berenjena, mozzarella, alguna hoja de albahaca, sofrito y parmesano, como si se tratara de una lasagna.
  13. El último estrato debe ser cubierto con parmesano en abundancia.
  14. Hornear la bandeja a 160 grados durante media hora.
  15. Gratinar la bandeja durante los últimos 5 minutos.

 


¡Sé el primero en comentar!

Tu sugerencia