Albóndigas de berenjena y jamón, con corazón de burgos y salsa de miel y pimientos

Por Mia Mattarello

  Home»Recetas»Entrantes»Albóndigas de berenjena y jamón, con corazón de burgos y salsa de miel y pimientos
  Categoría: Entrantes, Recetas, Segundos
  Etiquetas: ~ ~ ~ ~ ~
  Comentarios: 2

Lo he decidido. Estas albóndigas de berenjena y jamón con su salsita de yogur miel y pimientos se acaban de convertir en el nuevo aperitivode moda en mi casa, hasta que nos salgan por las orejas: Me han salido demasiaaado bueeenas …

IMG_7007m

Conocía ya “le polpette di melanzane”, muy típicas del sur de Italia, pero como las berenjenas quedan tan bien con el jamón, (y daba la casualidad de que tenía medio paquete en la nevera que estaba muriendo de pena) he pensado que se podían hacer compañía dentro mismo de la albóndiga. La sorpresa del queso de burgos la he valorado siguiendo gustos muy personales.

IMG_6989m

Otro quizás habría puesto un queso un poco más potente, pero me ha parecido que, como el jamón y la berenjena tenían “poderío” de sobras, encontrar en medio algo más suave, sería más interesante. No seáis vagos y dejéis las cosas a medias.

IMG_7047m

Aunque sin la salsa también son buenas, vale la pena prepararla, porque se hace en 5 minutos y aporta una dulzura y puntito picante que hacen que pase de aperitivo “bueno, que bueno, me comeré otra” a estrella de la mesa, que desaparece cuando los otros entrantes al lado, todavía están por estrenar.

La ficha


Albóndigas de berenjena y jamón, con corazón de burgos y salsa de miel y pimientos

 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Número de raciones: 15

Ingredientes

  • Para las albóndigas:
  • 400 g de berenjenas, (ya peladas y sin la cola)
  • 120 g de queso de burgos
  • 100 g de miga de pan seca (de pan del día anterior)
  • 1 diente de ajo
  • 60 g de jamón serrano.
  • 1 huevo
  • Media cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 1 ramito de perejil
  • 150 g de pan rallado
  • Sal
  • Aceite para freír (suave de oliva o bien de girasol)
  • Para la salsa:
  • 1 yogur griego (125 g)
  • 60 g de pimiento dulce en conserva
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 chorro de aceite aromatizado con cayena (guindilla)

Instrucciones

  1. Para las albóndigas:
  2. Pelar y cortar en daditos las berenjenas.
  3. Hervirlas durante 5 minutos, en agua que habréis ya salado, colar las berenjenas y dejar que acaben de perder líquido dentro del colador durante 5 minutos más.
  4. Picar las berenjenas.
  5. Picar un diente de ajo y un poco de perejil.
  6. Picar la miga de pan seco.
  7. Picar el jamón.
  8. Unir la pasta de berenjena, el ajo, el perejil, la miga de pan y el jamón, el parmesano rallado, 1 de los huevos y la media cucharadita de jengibre rallado.
  9. Amasar los ingredientes y dejar media hora en la nevera, cubriendo el cuenco con film de plástico.
  10. Cortar el queso de burgos en daditos.
  11. Sacar la masa para las albóndigas de la nevera y hacer bolas, dentro de las cuales se debe meter un cubito de queso de burgos por cada albondiga. Os saldrán unas 15 albóndigas.
  12. Rebozar las albóndigas con pan rallado.
  13. Freír en abundante aceite y dejarlas sobre un plato, que habremos previamente cubierto con un par de hojas de papel de cocina, para que absorba el aceite que sueltan las albóndigas una vez fritas, antes de servirlas.
  14. Para la salsa:
  15. Picar el pimiento.
  16. Vaciar el yogur en un bol y añadir el pimiento picado, las 3 cucharadas de miel y un chorro de aceite picante.
  17. Remover y ya se puede llevar a la mesa.

 

 


Vuestros comentarios

  Comentarios: 2


  1. Esto tengo que probarlo! La salsa también tiene muy buena pinta aunque en casa no son muy amigos de la miel 🙂


    • Están muy ricas, Javi! Y la miel le da solo un toquecito dulce 😉 Pruébalas y ya me dirás! Muchas gracias por el comentario!

Tu sugerencia